Las ciencias del diseño

Las “ciencias del diseño” tienen su origen, en gran medida en el impulso que la II Guerra Mundial supuso para la convergencia de la ciencia y la tecnología (Simon, 1969). El poderío de la tecnología militar de la alemania nazi estaba desequilibrando la batalla a su favor, y muchos científicos europeos – físicos y matemáticos – se ofrecieron a colaborar con el ejercito aliado. Los británicos basaron su estrategia defensiva en la Inteligencia Militar, mientras los norteamericanos optaron por una estrategia ofensiva sustentada en su Fuerza Militar. El objetivo de los primeros fue hackear el sistema de comunicaciones que el Estado Mayor Alemán utilizaba para transmitir las ordenes a sus tropas, y anticiparse así al enemigo. Y el objetivo de los segundos fue construir la bomba con el mayor poder destructivo nunca imaginado.

Ambos retos se presentaban como imposibles, pero a pesar de ello los norteamericanos consiguieron resolver el problema con la creación de la bomba atómica – gracias al trabajo del matemático húngaro John von Neuman. Y los británicos resolvieron el suyo con el diseño de una máquina – la máquina de Turing – capaz de descodificar el código encriptado por otra máquina – Enigma – creada por los alemanes para tal fin. ¿Cómo consiguieron superar estos retos?. Cambiado su manera de pensar, de abordar el problema que enfrentaban.

En el campo de la inteligencia artificial es conocido sobre todo por la concepción del test de Turing, un criterio según el cual puede juzgarse la inteligencia de una máquina si sus respuestas en la prueba son indistinguibles de las de un ser humano.


Simon, H. (1969). The science of the Artificial. Massachussets: MIT Press, ed 1996. Disponible en http://bit.ly/1RUJIjJ

Deja un comentario